Buenas prácticas para tu email profesional

Si tienes tu propio negocio seguro que una de tus preocupaciones es el modo en que te ven tus clientes o tus potenciales clientes. Si perciben de ti profesionalidad y te consideran una empresa seria. Te preocupa la imagen de tu negocio, en definitiva. Y eso está genial, así debe ser. 

Si es tu caso, lo más probable es que tengas una imagen bien cuidada. Eso no sólo quiere decir que tengas un logo bonito, que también. La imagen de tu negocio es mucho más amplia que eso, comprende muchos aspectos. En este post te voy a hablar de uno concreto: el correo electrónico de tu negocio, es decir, tu correo electrónico profesional.

Es muy probable que una de las primeras vías de contacto que un posible cliente tenga con tu negocio sea el correo electrónico o el teléfono. Sobre este último poco podemos hacer, tendrás el número que sea y, como mucho, podrás conseguir alguno que sea fácil de recordar, pero nada más. Sin embargo con el correo electrónico sí que tenemos muchísimo margen de acción para aprovechar esta vía y convertirla en un escaparate de nuestra profesionalidad. Te las cuento 🙂

Usa tu dominio para tu correo profesional

Hotmail, Yahoo, Gmail… ¡por favor! ¿Te parece profesional que el correo de tu negocio sea un correo gratuito en lugar de usar tu propio dominio? Imagina que tienes que contratar a un abogado y estás eligiendo entre dos. Uno tiene un correo que es contacto@abogadosmuybuenos.com y el otro es contactoabogadobueno@gmail.com, ¿cuál te parece que se preocupa más por su imagen? ¿cuál te transmite mayor profesionalidad? Seguro que el primero, ¿verdad?

Tener tu correo con tu dominio es muy fácil, si ya tienes web seguro que tienes contratado un dominio y un alojamiento. En el panel de dicho alojamiento podrás configurar las cuentas de correo que quieras (de entre las que tengas disponibles si tienes un límite). Si no tienes web, ese es otro error gravísimo de imagen que debes solucionar, pero para solucionar eso tienes que ir aquí. Necesitarás contratar un alojamiento y un dominio para poder tener tu email profesional con tu propio dominio. Nosotros trabajamos con Webempresa y te recomendamos que contrates con ellos. Además si usas el cupón gracias20 tendrás un 20% de descuento en la contratación de tu plan. De nada 😉


Como ves, por menos de 100€ al año tendrás un correo que te hará mucho más profesional a los ojos de tus potenciales clientes. Créeme, se paga solo. Además ese mismo dominio y alojamiento te valdrán para tu página web.

⚠️ Lee también ➡️  5 buenos ejemplos de newsletter

No sólo de dominio vive el email profesional

Bien, el dominio propio es imprescindible si quieres dar una imagen profesional. Eso ya te ha quedado claro, ¿verdad? Pero un buen correo profesional no acaba ahí, lo que va a antes de la arroba es también muy importante.

Si tienes un dominio fantástico y como nombre del correo pones rubito84 pues perdona, pero no. Si es un correo exclusivamente tuyo usa tu nombre y apellidos, o al menos uno de ellos. Si es un correo genérico puedes usar contacto, hola, info o algo similar. Si tienes departamentos puedes usar el nombre de cada uno de ellos. Por ejemplo, legal, contabilidad, marketing…

Con un buen nombre y tu dominio tras la arroba, tu correo ya está listo para lucir en tu web, tarjetas de visita, facturas…

El remitente, otra oportunidad

Tu cuenta ya deslumbra a todo el que la ve. Ahora tienes que configurar el remitente que hay tras esa cuenta. Esto es fácil y es bastante parecido al punto anterior. Usa las mismas recomendaciones que te he dado anteriormente. En este caso particular, te recomiendo que en todos las cuentas pongas el nombre de la persona que envía el correo, aunque sea una cuenta genérica o de departamento. 


Es más amable recibir un correo de Pilar Martínez – Martínez Arquitectos que simplemente Martínez Arquitectos o Pilar

En mi caso, aunque uso la cuenta genérica de Plan A/B como remitente figura mi nombre seguido de un guión y el nombre de nuestra agencia de marketing en Córdoba.

Diseña una buena firma

Ya tienes tu email profesional en condiciones y un remitente bien configurado, el siguiente paso está en los emails que vas a enviar con esa cuenta. Dentro de los emails, quiero decir. Concretamente al final de ellos. 

⚠️ Lee también ➡️  Los 4 pilares del email marketing

Diseña una buena firma que finalice tus emails. En ella pon tu logo y, si lo deseas, una foto tuya para que la persona que recibe el correo te ponga cara. Piensa en el destinatario, ponte en su lugar y analiza qué datos puede necesitar e inclúyelos en tu firma.

También, si lo crees necesario, puedes incluir algún texto legal y el típico “no imprimas este correo” para cuidar entre todos del medio ambiente 🙂

Cuida la redacción y la ortografía

Una vez que ya tienes todo construido, tu correo con un buen nombre, tu dominio, una buena firma… llega la hora de ponerse a enviar correos. En este punto es muy importante que escribas cuidadosamente cualquier correo que vayas a enviar. Ya sea un pequeño texto respondiendo a una consulta, un envío de presupuesto o una larga presentación, es muy importante que esté bien redactado y sin faltas.

No hay nada que dé peor impresión que un correo electrónico lleno de faltas de ortografía. En serio, yo personalmente no puedo con eso. Sé que hay gente que no le da tanta importancia, pero yo no entiendo esa postura. En tu WhatsApp o en los correos que mandes con tus amigos puedes escribir como te dé la gana, pero a la hora de mandar un correo profesional cuida la ortografía y redacta el correo cuidadosamente. 

La percepción que tendrá el destinatario si recibe un correo mal redactado y con faltas de ortografía es que no le has tomado suficientemente en serio como para leer y analizar detenidamente el correo antes de pulsar en Enviar. Y si no has tenido cuidado con eso, ¿cómo será el trabajar contigo? Suena borde, pero créeme, muchísima gente piensa así.

⚠️ Lee también ➡️  Grupos y segmentos en Mailchimp

Por suerte, hoy día cualquier programa de correo tiene revisión ortográfica y te resaltará los errores que hayas podido cometer. Corrígelos y vuelve a leer el email antes de enviarlo. Si todo está bien, ¡lánzalo!

Y eso es todo, amigos. Espero que con esta mini guía consigas tener un correo profesional que deslumbre a todas las personas que reciban un email tuyo. Y si ya lo tienes con todos estos puntos, enhorabuena, seguro que tu profesionalidad está por las nubes 😉

Como siempre, te pedimos que compartas este post en tus redes sociales para que llegue a más gente. Comenta si quieres decirnos algo y puntúalo con 5 estrellas para que sepamos que te ha gustado. Nos vemos en el siguiente.

Por favor, puntúa este post.
[Total: 2 Media: 5]

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Elena Maíllo Caballero como responsable del Sitio Web, siendo la Finalidad: gestionar los comentarios; la Legitimación: se produce gracias a tu consentimiento explícito. Destinatarios: Tus datos serán guardados en Webempresa; Derechos: Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos escribiéndome un correo a hola@plan-ab.es. Para más información, te recomiendo que leas mi Política de Privacidad.

Compartir
Twittear
Compartir
Pin