Cómo está cambiando la inteligencia artificial los negocios digitales

Las aplicaciones de la inteligencia artificial en diversos ámbitos ya son toda una realidad. Después de todo, los avances tecnológicos de los últimos años han convertido una tecnología en pañales en una potente herramienta que no deja de crecer en cuanto a funcionalidades. Así, esta se ha convertido, en el contexto de la transformación digital, en un verdadero impulsor para que el sector empresarial evolucione con el objetivo de aportar cada vez más valor a sus clientes y para adaptarse a un ecosistema muy competitivo.

Esta transformación, pues, pasa por el aprovechamiento de las mejores tecnologías digitales para satisfacer unas necesidades cada vez más cambiantes, un terreno en el que la propia inteligencia artificial, por supuesto, puede ayudar de forma sustancial. Por eso, a continuación, veremos el papel que esta tecnología juega para ayudar a las empresas a adaptarse a un nuevo paradigma de negocio.

La transformación digital, una realidad en marcha

Las nuevas tecnologías y la presencia de las empresas en internet han propiciado, a lo largo de los últimos años, lo que se conoce como transformación digital. Este concepto, formado por diversos procesos y por una serie de herramientas digitales empleadas por numerosas compañías con el fin de optimizar sus actividades, ha supuesto cambios en la forma de trabajar y de entender el mundo de los negocios. Por eso, para estar al día y no perderse, lo mejor es formarse en escuelas especializadas en las nuevas profesiones digitales, como Webpositer Academy, lo que nos permitirá comprender cómo funciona el marketing en la red o conocer las herramientas con las que se trabaja en la actualidad.

Esta transformación digital, pues, forma parte integral en el funcionamiento de las empresas, ya que puede ser el modo perfecto de revisar los procesos y aumentar la competitividad. Como ya hemos dicho, no obstante, esta tendencia no es del todo nueva, y las compañías ya recurren a la tecnología para ofrecer sus productos o servicios. Aun así, todavía queda trabajo por hacer al respecto y es aquí, precisamente, donde la inteligencia artificial se está ganando un hueco que le permitirá potenciar esta transformación. Eso sí, para aprovechar su potencial, antes debemos entender en qué consiste exactamente.

¿Qué es la inteligencia artificial?

De forma resumida, podemos decir que la inteligencia artificial es la capacidad que se da a un dispositivo, mediante los algoritmos adecuados, para realizar tareas que requerirían inteligencia humana. Por supuesto, debemos olvidar lo que hemos visto en el cine y no creer que el ordenador desarrollará sentimientos. En realidad, se trata de otorgarle la capacidad de autoaprender a partir de su experiencia en la realización de una tarea concreta(concepto conocido como Machine Learning), lo que supone un crecimiento bastante interesante en lo que a sus capacidades de productividad se refiere, pero también se traduce en un uso más eficaz de los datos que la empresa haya recopilado. La inteligencia artificial, después de todo, es capaz de utilizar cantidades masivas de información para propiciar mejores estrategias y crear soluciones innovadoras.

El viaje de los datos hacia la inteligencia artificial

Por supuesto, para poder aprovechar las ventajas de la inteligencia artificial, contar con una estrategia de datos definida será crucial. Así, la organización de los mismos será necesaria, y deberá seguir los siguientes pasos:

  • Recolección de datos: Ante todo, la IA necesitará esos datos, así que podemos extraerlos de bases de datos, archivos XML o incluso de hojas de cálculo.
  • Almacenamiento: Una vez obtenidos de las fuentes adecuadas, deberemos conservarlos mediante herramientas dedicadas al almacenamiento, la estructuración y la integración, lo que facilitará su análisis.
  • Exploración: Aquí necesitamos hacer análisis descriptivos, para los que recurriremos a diversas herramientas. De este modo, contaremos con una visión más clara y objetiva del funcionamiento de la empresa.
  • Operación y extracción: Llegados a este punto, integraremos la información con la ayuda de APIs y le daremos un formato de integración más sencillo. Esto hace posible la comunicación en tiempo real y mejora los tiempos de respuesta.
  • Predicción y optimización: Por último, ya dispondremos de información de calidad y en tiempo real, estructurada en un formato compatible con cualquier tecnología empleada para entrenar a la inteligencia artificial. Esto permitirá desarrollar algoritmos de alto nivel que podrán aprender patrones o realizar otras tareas más especializadas.

Crear valor con la ayuda de la inteligencia artificial

Tal como ocurrió con la llegada de internet al mundo de los negocios, la inteligencia artificial se está convirtiendo en todo un revulsivo, porque se trata de una de las tecnologías que pronto adquirirán un rol imprescindible. A día de hoy, de hecho, ya puede ser empleada en empresas de todo tipo, sean grandes, medianas o pequeñas. Después de todo, crear valor pasa por aplicar la transformación digital y la inteligencia artificial ofrece una ayuda más que necesaria.

¿Y cuándo sería necesario que un negocio apueste por la IA? Si nos atenemos a las cifras, observaremos que la respuesta es cuanto antes mejor.

Campos en los que la inteligencia artificial puede ayudar

Implementada de forma adecuada, la inteligencia artificial es capaz de brindar numerosos beneficios en todo tipo de procesos porque, además de hacer posible la automatización de procesos, su uso contribuye a reducir el error humano. Asimismo, ya existen herramientas que se apoyan en esta tecnología para ello y es de esperar que, en un futuro próximo, estas crecerán.

Además, ya hemos hablado de la capacidad de la IA para gestionar datos, pero esto también le permite extraer información de dichos datos para realizar pronósticos futuros de venta.

Como es de imaginar, las aplicaciones de la inteligencia artificial serán numerosas, lo que le dará, cada vez más, un papel relevante en el funcionamiento de las empresas. Desde los chatbots para automatizar la atención al cliente hasta las herramientas destinadas a ofrecer mejoras competitivas en temas de marketing, la inteligencia artificial supondrá una verdadera revolución para el mundo empresarial. Ante nosotros, pues, se alza un nuevo desafío, que es el de aprender a gestionar todas estas novedades y a afrontar todos los cambios que la transformación digital traerá consigo. Por eso, recibir formación al respecto, y buscar personal especializado, será necesario para adaptarse a un nuevo modelo de negocio.

Por favor, puntúa este post.
[Total: 1 Media: 5]
Nacho Espino

Nacho Espino

Diseñador web y SEO. Dedicado al marketing digital desde 2017. Ayudo a emprendedores y empresas a crear y gestionar su imagen en Internet y escribo en Plan A/B sobre los temas más interesantes del marketing online.

Compartir
Twittear
Compartir
Pin